Pinturas para piscina: Cómo puedes hacerlo como un auténtico profesional

Pinturas para piscina: Cómo puedes hacerlo como un auténtico profesional

Con la llegada del verano y el buen tiempo, es el momento de renovar algunas de las zonas de la casa que hemos tenido abandonadas durante el invierno. Antes de ponernos a ello es importante conocer las particularidades de cada uno de los elementos. A continuación vamos a descubrir qué tipo de pintura para piscinas va a ser mejor para las particularidades de nuestra piscina, así como la mejor forma de aplicarla. No os perdáis nada si queréis vivir un verano inolvidable en vuestra propia piscina. 



Pintura piscina: cuál elegir

En Segopi somos expertos en pinturas y sabemos que hay un gran número de opciones a la hora de elegir diferentes soluciones en función de las necesidades específicas de la superficie a tratar. Las piscinas son unos elementos que, por sus características, es necesario recibir un tratamiento específico que las proteja. Pasan largas horas expuestas al sol, están en contacto constante con productos químicos como el cloro, el agua y la humedad puede provocar desgaste sobre los materiales, la aparición de moho, etc. 

Los diferentes tipos de pintura de piscina que vamos a conocer a continuación son productos pensados para soportar este tipo de agentes, de gran dureza y adherencia, además de propiedades impermeables que nos ayudarán a mantener el estado óptimo de nuestra piscina. Podremos elegir entre diferentes colores, siendo los más populares para las piscinas el azul y el blanco.

Y tampoco podemos olvidar tener en cuenta si nuestra piscina ha sido tratada con anterioridad, y cuál fue el tipo de pintura que hemos utilizado para ello. De esta forma se recomienda utilizar la misma pintura respetando el acabado previo. De esta forma podremos garantizar que nuestra piscina durará muchos veranos. 

A continuación vamos a descubrir dos tipos de pinturas perfectas para nuestra piscina. 




Pintura de clorocaucho

Es una de las pinturas más utilizadas para los acabados de las piscinas, especialmente demandadas en esta época del año. Tiene una serie de características que las convierten en una opción ideal y duradera. Es una pintura con base de disolvente con altas propiedades impermeables, 100% resistente al agua, al moho y a múltiples productos químicos presentes en la piscina así como a la alcalinidad. Estas propiedades le permiten evitar la corrosión y que la superficie la deteriore.

A la hora de aplicarla es recomendable que la temperatura ambiente no supere los 28º, ya que esto dificultará la aplicación de la misma. Su secado rápido permite una intervención rápida y sencilla para obtener resultados inmediatos. El secado total se produce en torno a las 3 horas, mientras que a la primera hora esta ya deja de manchar. Estos tiempos son solo orientativos, dependerá de las indicaciones del fabricante. 

Finalizados los trabajos de pintura, habremos de esperar dos semanas antes de proceder a llenarla y poder usarla. Los tiempos pueden variar en función del clima y el producto, por eso es importante comprobar las especificaciones técnicas de cada uno de los productos que adquirimos. 



Pintura al agua

En algunas ocasiones os hemos hablado de los diferentes tipos de pintura al agua y sus particularidades. Que podemos utilizarlas tanto en interior como en el exterior, para paredes, techos y fachadas. Dentro del grupo de pinturas al agua también podemos encontrar pinturas específicas para piscinas, que comparten algunas de las particularidades de la pintura de clorocaucho

A diferencia de la anterior, la pintura al agua para piscina tiene base de agua, lo que la hace inodora ya que no contiene disolventes. Además, es mucho más ecológica, saludable y de fácil aplicación. Ofrece mejores propiedades impermeables, ya que el agua no podrá penetrar sobre la superficie tratada. Con ello conseguiremos evitar los desconchones y la aparición de moho y algas en la piscina. 

 

Cómo aplicar la pintura en nuestra piscina

Como ya mencionamos más arriba, a la hora de pintar la piscina, es muy importante saber cuál fue el tipo de pintura usada con anterioridad, y en caso de no conocerlo es preferible aplicar pintura al disolvente. En caso de que la pintura sea antigua, es preferible eliminarla con un cepillo de acero que elimine tanto la pintura como el moho y posible óxido. 

 

Una vez que ya tenemos la pintura para piscinas preparada procedemos a su aplicación en 5 sencillos pasos: 

 

  • Remover la pintura para homogeneizar. 
  • Diluir la pintura en agua o disolvente en función de las indicaciones del fabricante.
  • Utilizar una brocha o rodillo para aplicarla. 
  • Dejar pasar 24h entre una mano y otra. 
  • Dejar secar durante una o dos semanas dependiendo de la pintura. 

 

Con estos sencillos pasos podremos tener un acabado profesional, ya sea a la hora de aplicar la  pintura en el borde de la piscina o en las paredes interiores. Y ya solo quedará disfrutar del verano en familia o con amigos. 

 

 

En conclusión, para garantizar el resultado más profesional en cualquiera de los trabajos de pintura que realicemos, lo más importante es recurrir a productos de alta calidad. Descubre entre nuestro catálogo una gran cantidad de soluciones en pintura: para azulejos de piscina, de disolvente, al agua, impermeables, etc. Deja que nuestros profesionales te asesoren y disfruta del mejor acabado en tu piscina.