Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.  

Restaura tus muebles con pintura a la tiza

Restaura tus muebles con pintura a la tiza

Las nuevas tendencias en interiorismo y decoración han resucitado la moda vintage. Esto consiste, entre otras cosas, en la reutilización de determinados objetos que creíamos anticuados pero que van a recibir una nueva vida. Para ello es necesario que pasen por un proceso de restauración o rehabilitación, y una de las propuestas más interesantes que está ganando popularidad son las pinturas efecto tiza. Si no habéis oído hablar de ellas, prepararos para descubrir un nuevo mundo de posibilidades. Vamos a descubrir la mejor forma de reformar muebles



Restaurar muebles con pintura a la tiza

Restaurando nuestros antiguos muebles no solo vamos a conseguir un resultado estético y diferente en nuestro hogar, sino que estaremos contribuyendo a una mayor sostenibilidad de los recursos. Ya que en lugar de comprar nuevos muebles, podremos renovar muebles clásicos y darles una nueva vida útil. 

A continuación vamos a descubrir todos los pasos necesarios para poder conseguir los mejores muebles pintados a la tiza

Elegir la pintura

Lo primero que tenemos que hacer es acudir a nuestra tienda de pintura para muebles y seleccionar aquella que mejor se adapte a tus gustos y necesidades. En Segopi disponemos de una amplia variedad de productos perfectos para la realización de trabajos en tu hogar, destacando en esta ocasión la pintura de muebles a la tiza

Este tipo de pinturas tienen una gran adherencia y son perfectas para conseguir resultados duraderos y originales. Dentro de las pinturas a la tiza encontramos un amplio abanico de colores que nos permite elegir el que mejor se adapte a nuestro hogar. 


Limpiar el mueble

Antes de tratar cualquier superficie, ya sea una pared o una piscina, tenemos que limpiar de manera concienzuda la misma.

Una de las principales ventajas de la pintura a la tiza es que la superficie del mueble no va a requerir de un tratamiento especial. Es decir, no será necesario lijarlo e imprimarlo antes de aplicar la capa de pintura que nos interesa. Sin embargo, es recomendable tratar el mueble en algunos casos concretos como es la presencia de barnices muy brillantes, muebles muy antiguos con agentes químicos agresivos, la existencia de muchas capas de pintura, imperfecciones que puedan solucionarse con un buen lijado, etc. 

Preparación de la zona de trabajo y el mueble

Antes de comenzar los trabajos en nuestros muebles de salón pintados a la tiza, será necesario delimitar el espacio en el que lo vamos a hacer. Tan importante es preparar el propio mueble como la estancia en la que vamos a realizar los diferentes trabajos de pinturas. 

Para ello es importante que cubras el suelo con un plástico así como que utilices la ropa adecuada. Además, deberemos decidir si queremos pintar todo el mueble o no, y el tipo de resultado que buscamos. Si queremos combinar diferentes pinturas a la tiza, si vamos a respetar el color original de algunas de las partes, si hay otro tipo de materiales que deben ser protegidos, etc. Es muy importante que antes de empezar a pintar hayamos tenido en consideración todas estas cuestiones. De esta forma garantizamos un trabajo profesional y evitaremos cometer errores. 

Aplica la pintura

No importa si son mesas, cómodas o armarios pintados a la tiza, a la hora de pintar un mueble es importante que lo hagamos de manera concienzuda. Pintando siempre en la misma dirección para conseguir un trabajo uniforme. La mejor herramienta será una brocha mediana de cerdas suaves que nos de mayor capacidad de maniobra. Aplicaremos capas suaves de una en una procurando que no haya mucha cantidad de pintura en un lado y poca en otro. Aplicaremos tantas capas como sean necesarias para conseguir el resultado deseado. Una vez hayamos acabado, dejamos que se seque completamente la pintura. 

Capa protectora

Una vez que se haya secado la pintura sobre nuestro mueble pintado a la tiza, vamos a proceder a aplicarle una capa protectora para contribuir a que dure el mayor tiempo posible. Además, podemos aplicar algún tipo de barniz para sacarle el máximo partido a nuestra pintura a la tiza.



En definitiva, los muebles con pintura a la tiza ofrecen unos resultados increíbles que pueden hacer que nuestra casa luzca de manera diferente. Además que son objetos únicos y llenos de personalidad. No dejes de venir a visitarnos y te ayudaremos a encontrar el tipo de pintura que mejor se adapte a ti.